Un clásico madrileño en Navidades

Desde tiempos inmemoriales, la Plaza Mayor y el cercano Mentidero de la Villa, han sido lugares de concentración de los vecinos, propios y extraños. Con sus más de cuatro siglos de historia, es una parte esencial de la ciudad. Pero en Navidad, esa importancia aumenta aún más y es el lugar de encuentro de familias que realizan la compra de adornos para preparar sus casas para la cercana Navidad. Mucho han cambiado las imágenes, tanto de la gente como del entorno. Pero su importancia como centro neurálgico en estas fechas no lo ha hecho.

Agencia EFE. Diciembre 1960

Abrir chat