Cómo ahorrar en las facturas de la luz y del gas

Preguntamos a los expertos

Autor, David García. Palacete Goicoechea Isusi, Calle General Ricardos «A Voces de Carabanchel»

Casi todos los años por estas fechas, el aumento en el importe de las facturas del gas y de la luz llenan los titulares de prensa. Este año, gracias a Filomena, lo están haciendo con más insistencia. Nosotros hemos decidido preguntar a los especialistas que son los que de esto saben y qué podemos hacer para ahorrar algunos euros. Mil gracias a Manuel Pradillo, arquitecto y director técnico de P76 Construcciones y a sus consejos. Más de cuarenta años de experiencia les avalan.

Consejos:

  • Aprovechar todo lo posible la luz del día y natural (levantando persianas y abriendo cortinas). Ventilemos la casa no más de 10 minutos, especialmente por la fachada o lado por el que entre el sol. Siempre con las persianas subidas y los visillos/cortinas abiertos.
  • Aprovechemos la eficiencia energética de los LED en vez de las bombillas de filamentos. Duran más y gastan menos.
  • Olvidemos las opciones de «standby» de los aparatos electrónicos. Carguemos las baterías al 100% de los dispositivos móviles y desactivemos aquellas funciones que no se usan o utilicemos el «modo avión». ¿Si estás en casa, para qué quieres tener activado el GPS?
  • Repasar y ajustar las potencias contratadas con las realmente utilizadas (sumando las potencias de todos los aparatos eléctricos). Se suelen contratar tramos de potencia mayores a los necesarios.
  • El calor generado por los aparatos eléctricos tiende a establecerse en la parte alta de las estancias. Una combinación de termostato y lencería de invierno en la casa aumenta la sensación de confort -y nos permite desarrollar la faceta de artista/decorador que solemos tener dentro-. La temperatura ideal está entre los 19º/21º diurnos y 16º/17º nocturnos. Cada grado que bajemos en el termostato aporta un ahorro energético que oscila entre un 7% o un 11%. No dejemos encendida la calefacción eléctrica en aquellas estancias no ocupadas.
  • Utilizar el calor residual de las vitrocerámicas apagando las mismas unos minutos antes de terminar la comida.
  • Lavadoras y lavavajillas siempre a su capacidad máxima. Además, en el caso de la lavadora poner la temperatura del agua en 40º ahorra y evita que se mezclen los colores.
  • Y por último, renunciar a caminar por la casa en manga corta……no pasa nada por usar una manga larga. Nuestra cuenta corriente y el planeta nos lo agradecerá.