GASTOS DEDUCIBLES EN ALQUILER DE VIVIENDA 2021

Comienza la campaña de la declaración de la renta 2021

A comienzos de abril, inicia la campaña de la declaración de la renta 2021 con fecha límite hasta el 30 de junio.
Ahora es cuando muchos de los propietarios se preguntan, ¿Cuáles serían todos los gastos deducibles en un alquiler de vivienda 2021?. A partir del 6 de abril, todo el que lo desee puede confirmarlo en su borrador a través de internet, si prefiere hacerlo mediante la Agencia Tributaria será desde el 3 de mayo de forma telefónica o desde el 26 de mayo si prefieres elaborarlo en las oficinas.

Obligaciones para declarar

La obligación de informar afecta al dueño/a en dos ámbitos distintos. Por un lado, deben declarar que son propietarios del domicilio (patrimonio) y, por otro lado, están obligados a declarar los ingresos generados por el arrendatario. Como siempre, de esta cantidad deberás descontar los gastos deducibles.

La Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas prevé una deducción de hasta el 60% de los rendimientos netos de los alquileres. Esta rentabilidad neta es el resultado de calcular la suma de los ingresos menos la suma de los gastos deducibles. Si bien todo parece indicar que la intención del administrador es revisar este porcentaje aunque sigue estando vigente para la declaración correspondiente a 2021.

Desde 2015 desaparece la posibilidad de permitir un descuento del 100% al firmar un contrato de arrendamiento con un inquilino de entre 18 y 30 años.

Tipología de los contratos de alquiler

La Norma contempla que las deducciones y las desgravaciones fiscales se deben utilizar a los acuerdos de alquiler tradicionales que implican una extensa permanencia. Esto no incluye alquiler turístico o vacacional, alquileres de temporada, etc. Pero, ¿Qué pasa con el alojamiento para estudiantes? ¿Es este un arrendamiento temporal o un arrendamiento a largo plazo?

En este caso, la Agencia Tributaria considera que el plazo habitual de septiembre a junio en el contrato de arrendamiento de estudiantes es suficientemente largo para no ser considerado un contrato de arrendamiento temporal.

Gastos deducibles de alquiler de vivienda para el propietario 2021

El impacto de los gastos de alquiler de alojamiento deducibles en 2021 es el siguiente:

  • Interés de un préstamos o crédito requerido para comprar o mejorar una vivienda. Estas cantidades se pueden incluir en el alquiler 2021 deducible.

  • Gastos incurridos en el mantenimiento y reparación de la vivienda. Hablamos de los costes habituales de mantenimiento y reposición de piezas (pintura, instalación, puertas blindadas, sustitución de ascensores, instalación de calefacción, etc…) no incluyen costes asociados con ampliaciones o mejoras en el hogar.

  • Fondos utilizados para pagar servicios relacionados con la finca, como servicios de jardinería, conserjes, etc. También serás considerados gastos deducidos del alquiler la cantidad destinada al pago de las facturas de suministros. Para que se acepten estas deducciones, la propiedad debe servir como residencia permanente.

  • Impuestos o recargos fuera del estado y cualquier cargo o recargo estatal que afecta la vivienda o los ingresos. En este apartado podemos incluir IBI, tasas de residuos domésticos, transporte o VADO, gastos de comunidad, etc.

  • El coste de legalización de los arrendatarios. Es decir, los gastos ocasionados por la legalización del contrato de arrendamiento.

  • Primas de los seguros, ya sean de responsabilidad civil, de hogar, de vida, etc.

  • Los saldos de dudoso cobro siempre y cuando el deudor se halle en situación de concurso, o cuando entre el momento de la primera gestión de cobro realizada por el contribuyente y el de la finalización del periodo impositivo hubiesen transcurrido más de seis meses.

  • La cantidad destina a la amortización del inmueble, así como la depreciación efectiva de los mismos. Se entiende que el requisito de efectividad se cumple siempre que la tasa de depreciación no supere el 3% sobre el mayor de los siguientes: valor de salvamento o valor catastral, excluido el valor del suelo.

Después de disminuir los gastos deducibles de los ingresos por alquiler, el arrendador puede solicitar la reducción del 60% anterior, siempre que el arrendamiento sea para la vivienda habitual del arrendatario.

Abrir chat