Carabanchel: el nuevo barrio del arte

Si algo define al concepto de ciudad son las palabras dinamismo y cambio. Pocos de los vecinos de Carabanchel que al día de hoy cuentan con sesenta años, eran capaces de adivinar la profunda transformación que ha sufrido el barrio de San Isidro. Este es uno de los siete barrios que conforman el distrito de Carabanchel. Pocas de estas personas soñaron con que su barrio estaría entre uno de los destinos preferidos entre los estudiantes de bellas artes y profesionales artísticos a la hora de buscar piso y habitaciones en Carabanchel. Si continuas leyendo este post conocerás más el profundo cambio que ha sufrido el barrio.

El barrio de San Isidro

Ubicado a la otra orilla del Río Manzanares, el barrio de San Isidro fue el destino de uno de los primeros polígonos industriales situados en las proximidades de la ciudad. En la década de los años cincuenta se estableció allí la planta de la marca italiana ISO, desde la que se producían algunos de los vehículos representativos del Madrid de los años cincuenta: el Isocarro, inmortalizado en el cine de la época El cochecito. De manera paralela la planta, que ocupaba una extensión de doce mil metros cuadrados, sirvió de foco de atracción para que otras empresas (artes gráficas, textil, impresión, etc.) eligieran ese barrio y se instalaran en él.

Las sucesivas crisis económicas y el propio desarrollo de la actividad industrial y la deslocalización, hicieron que, poco a poco, el tejido industrial del barrio fuera desapareciendo. La década de los años noventa fue viendo cómo una gran parte de esas antaño pujantes empresas, desaparecían o se trasladaban a las afueras de Madrid y a otros polígonos industriales.

El resurgir con el cambio del Milenio

El cambio del Milenio colocó al barrio en el campo de mira de numerosos artistas y profesionales que, buscando un equilibrio entre grandes espacios y rentas bajas, vieron en San Isidro el lugar ideal para establecerse y desarrollar su actividad. Bien comunicado con la ciudad, el abandono de las plantas industriales y de sus edificios, permitía disponer de grandes espacios con una gran relación calidad/precio.

Así, entre las calles General Ricardos, Oca, Zaida y Toboso, lugares ideales para encontrar habitaciones en Carabanchel, al sur de San Isidro, se engendró una inédita transformación que ha cristalizado en el llamado Carabanchel Distrito Cultural.

Desde esta plataforma, que agrupa a las asociaciones vecinales, los talleres de artesanos, los artistas, las salas de ensayo y las escuelas de música y artes escénicas de la zona, se difunde el proyecto Ecosistema ISO, un proyecto que acoge más de cuarenta iniciativas de ciento treinta artistas diferentes.

La potencia del proyecto cultural ha hecho que entidades como el Instituto Europeo de Diseño (IED) abriera en el barrio una de sus sedes, el IED Innovation Lab desde el que se desarrollan proyectos e iniciativas (Carabanchel Creativa o Costabanchel) para realizar una transformación sostenible de espacios y entornos. El barrio lleva años siendo uno de los lugares más demandados por los estudiantes del IED para encontrar habitaciones en Carabanchel. Lo mismo podemos decir de los pisos en alquiler ya que, la relación entre espacio y renta es mucho más razonable/económica que en otras zonas de la ciudad.

Lo que hasta hace pocos años era una zona industrial se ha convertido hoy en un hervidero artístico de jóvenes creadores que han buscado un territorio periférico de la ciudad para desarrollar su obra. No es casual que se comience a conocer al barrio de San Isidro como el Soho madrileño.

Habitaciones en Carabanchel ¿Dónde buscar? La Avenida de Pedro Diez

Esta avenida es otra de las arterias culturales del espacio. Aquí se encuentran, además del mencionado «Lab» del IED, la Nave Oporto en la que trabajan artistas como Irma Álvarez-Laviada, Belén, Fod, Santiago Giralda, Miki Leal, Sonia Navarro, Toni Ramón, Manuel Saro y Miguel Ángel Tornero. Todos ellos cohabitan en la segunda planta y comparten inquietudes artísticas. En el primer piso está Mala Fama Estudios y aquí también trabaja un colectivo de artistas, entre los que sobresale Carlos Aires.

Atraídos por la potencia de la Avenida Pedro Díez, han sido muchas las galerías y escuelas que se han establecido en las cercanías. Se pueden contabilizar más de 20 estudios establecidos en los edificios de la zona. Todos ellos están muy cerca de la estación de metro de Oporto, en un área que va desde la calle de Nicolás Morales, Martín B. Hernández pasando por Pedro Díez.

Estos son los estudios y colectivos que podrás encontrar en este nuevo barrio del arte madrileño situado en el sur de la ciudad:

  • Ey! Studio
  • 35.000 Jóvenes
  • Arteaga Usted 
  • Artendencia House Studio
  • Casa Banchel 
  • Casa Bola 
  • D11
  • El Grifo
  • Espacio Vista
  • Estudio 4.7
  • Estudio 10 
  • Estudio Lisboa
  • Faro 12 Estudio
  • Fuentesal & Arenillas / Paloma de Alba 
  • In June We Trust 
  • Estudio José Luis Serzo
  • Juana González 
  • La Catorce-Quince
  • La Latente 
  • Mala Fama
  • Nave 6 
  • Nave Oporto
  • NavEstudio Laura Lío
  • Omni 
  • Paloma Gámez 
  • PhotoAlquimia 
  • Puerta Cuatro 
  • Totoki Guaraní
  • U Studio 

Sin duda, para los estudiantes del «arte», los profesionales o los amantes del arte contemporáneo, San Isidro y sus zonas aledañas son los lugares ideales para buscar pisos en alquiler en Carabanchel o habitaciones en Carabanchel.

Abrir chat