Junio mes de celebración: día mundial de la tapa

dia mundial de la tapa

Junio de celebraciones

El mes de Junio, y en general el verano, es un mes cargado de celebraciones y son muchas las que puedes disfrutar si vives en Madrid. En este mes se celebra, entre otras cosas, el día mundial de la tapa. Cada tercer jueves del mes de junio, este año toca el diecisiete, se celebra el día mundial de la tapa. Sin lugar a dudas, la palabra tapa es una de las que, desde hace mucho tiempo, definen a España en general y a algunas zonas de en particular.

Historia del día mundial de la tapa

La idea inicial del Día Mundial de la Tapa proviene de la Asociación Saborea España. Una organización que año con año anima a los hosteleros españoles a participar en este evento. En la actualidad, la asociación agrupa a dieciocho destinos turísticos españoles convencidos de que la gastronomía española es un atractivo turístico de primer orden. En una entrada anterior ya os contamos la presencia de nuestros restaurantes en la principal guía de referencia gastronómica del mundo.

La tapa ha llegado a convertirse en una seña de identidad de España y, por némesis, de la gastronomía española. Podemos incluso referirnos a ella como una cocina en «miniatura». Muchos de nuestros grandes chefs y cocineros dedican casi las mismas horas de investigación y trabajo para desarrollar una tapa que las que dedican para sus grandes platos.

El concepto de tapa y su composición varía dependiendo de cada región del país, pero aún así, encontramos elementos en común a todas ellas como, por ejemplo, las horas en las que se consume, las personas involucradas en el consumo – tus amigos, familiares o pareja-, etc.

Origen de la tapa

No está claro el momento aunque si parece más precisa la intención. La leyenda cuenta que fue Alfonso X El Sabio quien dispuso que no se sirviera en los mesones ningún tipo de bebida sin un pequeño bocado de comida, salvo que el mesonero quisiera incurrir en multas o castigos.

Es popularmente conocido que el comer y el beber, simultáneamente, ralentiza los efectos del alcohol. Todo parece indicar que, la intención del regio sabio, era la de disminuir los conflictos provocados por la embriaguez.

Ahora bien…para que la medida fuera efectiva y que las autoridades pudieran llevar un control sobre el cumplimiento de la misma, la comida se debía colocar en un sitio visible para que, de un vistazo, se viera el cumplimiento y ese lugar no era otro que encima de la jarra donde se albergaba el vino, a modo de tapa. Además, esa ubicación, tapando la jarra, también servía para evitar que se introdujeran en el recipiente animales, desperdicios, etc.

Las leyendas van cambiando de rey depende de quien las cuente por lo que, quien la inventó, no está claro, pero si su intención como demuestra que Cervantes se refiriera a ellas como «llamativos» y Quevedo «avisos» o «avisillos».

Las tapas más populares

Las tapas más populares en España suelen ser la tortilla de patata, el jamón serrano, el queso, la ensaladilla rusa, las patatas bravas, las patatas o las aceitunas. Aunque, realmente, cualquier alimento puede ser una opción para una buena tapa. En alguna ocasión podemos llegar a ver hasta platos, como una porción de paella o gambas al ajillo. En el día mundial de la tapa nos encontramos con platos mucho más elaborados y sofisticados.

Zonas de tapeo

En cualquier parte de España podemos encontrar variedad de oferta de tapas. A pesar de ello, hay algunas ciudades que cuentan con una «especial» bien por la contundencia o variedad de sus tapas. Granada, León, Logroño o Almería, son ciudades que tienen un especial renombre.

En el caso de Madrid, una de las zonas más tradicionales en la antigua zona de los mesones, ahora bares, que se encuentra en el barrio de la Latina y en sus calles más famosas como son las cavas. No lo dudes. si el diecisiete de junio te encuentras buscando pisos de alquiler en Latina, haz un descanso y toma una cerveza o vino bien frío mientras esperas a que te sirvan tu tapa. Es una muy buen forma de celebrar el día mundial de la tapa.

Autora: Clara Martínez Peinado