Cómo ahorrar en electricidad siendo estudiante universitario: 4 consejos

«La tarifa de la luz bate hoy un nuevo récord ¿te resulta familiar? Te invitamos a que sigas leyendo y descubras varios consejos e ideas para saber cómo ahorrar en electricidad siendo estudiante. Aunque te parezca difícil, hay una serie de pequeños consejos que pueden hacer que la factura por el consumo de suministros, especialmente la de la electricidad, disminuya lo que agradecerá tu bolsillo. Si eres un estudiante de alguna universidad privada o universidad pública de Madrid, esta entrada te va a interesar.

En fechas pasadas, ya os dimos una serie de tips para ahorrar luz y gas y evitar así que las facturas se disparen. Ya estamos en otoño y, como bien sabes si llevas años estudiando en Madrid, compartiendo piso o un estudio, el «frío» va poco a poco llamando a la puerta.

Lo primero que tienes que hacer es concienciarte de que todos, no sólo el casero o el dueño del alojamiento, podemos y debemos de hacer algo para evitar que suba la factura de la luz de manera enloquecida.

Te pongo un ejemplo que seguramente conoces o has vivido: ¿Quién no ha dejado todas la luces de la casa encendida antes de salir a cenar o a tomar algo? Bueno, pues una vez que ya tienes claro que bajar la factura de la luz es cuestión de todos, vamos con los tips para ahorrar luz.

1. Cómo ahorrar en electricidad siendo estudiante: conoce los tramos horarios

Como sabes, desde el día uno de junio de este año, se cambiaron las tarifas eléctricas en España. Todos los hogares en España tendrán tarifas con 3 tramos horarios: Punta, Llano y Valle. Cada uno de esos tramos tendrá una tarificación diferente. Lo primero que tendrás que hacer es conocer esos tramos horarios.

Tramos horarios:

Días laborables (de lunes a viernes)

  • Horas Punta (la más cara): de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a las 22:00
  • Horas Llano (facturación normal): este tramo irá de las 08:00 a las 10:00, de las 14:00 a las 18:00 y de las 22:00 a las 00:00.
  • Horas Valle (con la tarifa más barata): este tramo va desde las 00:00 a las 08:00 de la mañana

Fin de semana (sábado y domingo):

  • Horas Punta: no aplica.
  • Horas Llano: no aplica.
  • Horas Valle: todas las horas que van desde las 00:00 del sábado hasta las 00:00 del domingo son consideradas horas valle.

2. Manejo eficiente de los electrodomésticos:

Es bastante evidente ¿no? Lo primero que se tiene que planificar es a qué horas del día o en qué día de la semana nos conviene poner la lavadora. Claro, con el frigorífico eso no lo podemos hacer pero si podemos intentar abrir y cerrar lo menos posible la puerta que es en realidad lo que hace que el consumo eléctrico del aparato se dispare. En resumen, se tiene que procurar usar los electrodomésticos en los horarios más baratos y evitar, en lo posible, las horas punta.

Hay que estar atentos. Parece que es un rollo pero, lo mismo que lo haces para otras cosas, ¿porqué no poner un esquema con los tramos horarios en la cocina? Así todos los ocupantes de la casa estarán más que informados.

Otra cuestión que puedes hacer es informarte de si los principales electrodomésticos de la casa cuentan con la función de programación. Es decir que los puedas dejar programados para que se pongan en funcionamiento en las horas que son más baratas. Cada vez son más las lavadoras, secadoras, lavavajillas etc. que vienen con esa función incorporada.

En el caso de que no cuenten con ella, plantéate utilizar un reloj programador en el enchufe, lo que viene a ser un temporizador que podrás encontrar en una ferretería o en lo que conocemos como «chinos«.

3. ¿Y la ducha?

Este es otro de los puntos en los que puedes ahorrar en electricidad si eres estudiante o si no lo eres. No es extraño que algunos pisos de alquiler tengan un sistema de agua caliente con termo eléctrico, aunque lo más habitual es que el sistema funcione con gas natural.

En el caso en el que tengas un termo eléctrico, compra un temporizador que te permita que el termo se caliente en el horario más barato -las horas Valle- y que luego se desconecte. Si lo dejas encendido todo el día seguro que sube la factura eléctrica ya que cada vez que no tenga la temperatura adecuada saltará y consumirá electricidad.

4. Un fin de semana de cociner@s

Está claro que cambiar los horarios de las comidas y las cenas para ajustarse a las tarifas es un poco complicado….pero, ¿por qué no utilizar el fin de semana para preparar comida que luego puedas calentar otro día?

Esta es una verdadera forma óptima para ahorrar en electricidad, especialmente su usas menos el horno que es uno de los aparatos que más consumen.

Abrir chat