¿Regresa el interés por comprar pisos a las capitales?

comprar y alquilar pisos
Foto: Colegio de Registradores de España

Comprar y alquilar pisos después del final del estado de alarma: ¿campo o ciudad?

Quizá la pregunta correcta sería si alguna vez desapareció ese interés por comprar y alquilar pisos en las capitales. A unas semanas del final del estado de alarma -que restringió notablemente la movilidad y los desplazamientos interiores- y a más de un año en el que el combate a la pandemia obligó a un estricto confinamiento domiciliario, es el momento pertinente para ver si algunas de las tendencias que aparecían en la opinión publicada han tomado consistencia o si, por el contrario, se han minimizado con el paso del tiempo.

Durante meses, los medios de comunicación han señalado que el mundo rural era el destino preferido para comprar y alquilar pisos o casas. Las experiencias psicológicas generadas en el confinamiento severo, eran una de las principales razones o argumentos que explicaban las nuevas variables introducidas en las búsquedas a la hora de comprar y alquilar pisos: mayores espacios, mayor presencia de aire libre en los mismos (ventanas, balcones, miradores, etc.), presencia de patios o zonas ajardinadas, mayor contacto con la naturaleza, etc.

Pasados ya esos momentos, parece que el interés por el mundo rural ha disminuido -en general- repuntando el mundo urbano como epicentro a la hora de comprar y alquilar pisos.

Según el último informe trimestral emitido por el Colegio de Registradores de España, en el primer trimestre del presente año 2021, la inercia manifestada en momentos anteriores (mayor compra venta en la provincia frente a la capital) se ha detenido. En treinta y cinco de las cincuenta provincias que componen el territorio nacional se observa, en el trimestre analizado, que las compraventas en la capital se han incrementado con respecto a las de la provincia. Tan solo en quince de las cincuenta provincias, este proceso se ha incrementado, es decir, se han producido más compraventas en la provincia que en la capital.

Sin duda, extraer conclusiones definitivas puede parecer precipitado. A pesar de ello, todo parece indicar que estos resultados anuncian un cambio de la tendencia que se observó en el año 2020. Según los datos del cuarto trimestres de 2020, el peso de las compraventas en localidades de la provincia, frente a las de la capital de esa misma provincia, se incrementó en treinta y ocho provincias.

En el caso de Madrid, la capital en el primer trimestre del presente año, concentró el 44,08% de las compraventas realizadas en la provincia -que en este caso coincide con la comunidad- lo que supone un incremento del 3,2% en relación al trimestre anterior.

Si ampliamos el radio de análisis, vemos cómo en las provincias de Vitoria-Gasteiz, Zaragoza, Valladolid, Ourense y Soria, sus capitales concentraron el 78,73 %, el 66,65 %, el 65,04 %, el 56,35 % y el 55,31 % respectivamente, de las compraventas realizadas en cada una de ellas.

No se puede olvidar que, en los anteriores casos, esas provincias presentan un fenómeno de concentración urbana -casi de megalópolis-, algo que no ocurre en Madrid, Barcelona o Sevilla.

En cuanto al destino, sin duda, en función de nuestros propios datos, una parte de estas operaciones de compraventa han tenido como destino el mercado del alquiler en cualquiera de sus modalidades. Tal y como señalan nuestros expertos, es el mercado del alquiler de pisos, especialmente en algunas zonas (como la del espacio comprendido entre la M-30 y la M-40 para el caso de Madrid), el que presenta uno de los ratios de rentabilidad más elevados.

Tendremos que esperar al desempeño de los siguientes trimestres y tener más datos para comprobar si «comprar y alquilar pisos» sigue siendo una actividad concentrada en la capitales o, si el anunciado éxodo urbano, pasa de ser quimera a una realidad.

Autor: Dpto. Análisis MadridEasy.

Abrir chat